Noticia

Estudio europeo de los protocolos actuales en Cardiología Nuclear y las dosis de radiación asociadas

La Cardiología Nuclear es muy utilizada en el diagnóstico de las enfermedades arteriales coronarias; sin embargo, los datos disponibles acerca de las dosis de radiación asociadas son escasos. Para afrontar esta cuestión, la IAEA planteó un estudio a nivel mundial para evaluar las rutinas en la práctica de la Cardiología Nuclear. Se acaba de publicar un artículo en el que se presentan los resultados correspondientes al análisis de los datos recopilados en centros de 27 países europeos.

 

A pesar de que se trata de pruebas de gran utilidad para el diagnóstico de la patología y la determinación del riesgo y del pronóstico del paciente, los procedimientos de Cardiología Nuclear también suponen un riesgo de exposición a la radiación. El hecho de que existan distintos protocolos y radiofármacos dificulta la estandarización de las prácticas más eficaces en la obtención de imágenes de calidad con el mínimo riesgo de exposición.

 

Para evaluar la aplicación de dichas prácticas, la International Atomic Energy Agency (IAEA) puso en marcha un estudio global (INCAPS) en marzo de 2013. El estudio invitaba a laboratorios de todo el mundo a recopilar datos de estudios PET y SPECT realizados a lo largo de una semana.

 

Ahora se presentan los resultados de un subanálisis a partir de los datos recopilados en Europa correspondientes a 2381 pacientes sometidos a procedimientos de Cardiología Nuclear –mayoritariamente SPECT– en 102 laboratorios de 27 países.

 

El primer resultado a valorar era la dosis efectiva por paciente estimada a partir de la actividad del radiofármaco administrado. Como segundo objetivo se pretendía evaluar la adherencia a las mejores prácticas estipuladas por las guías vigentes a través de un índice de calidad determinado por cada laboratorio.

 

Los resultados indican que en Europa la dosis media efectiva es más baja que en el resto del mundo, en torno a 8 mSv, con algunas diferencias regionales y entre los protocolos de PET y SPECT. Por su parte, la media estimada para el marcador de calidad parece ser más alta en Europa que en el resto del mundo y esto supone una adecuada adherencia a las buenas prácticas, aunque para este índice también se registraron ciertas variaciones regionales.

 

Por otro lado, el estudio identifica potencial de mejora para las dosis efectivas en los protocolos de dosis ajustada a peso y los protocolos de solo-estrés realizados durante ejercicio dinámico.

 

Redactado por Kalispera medical writing

Referencias:

 

Compartir esta noticia