Noticia

Guía europea para la estandarización de imagen PET en aterosclerosis

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Europa, por lo que existe una necesidad creciente de encontrar métodos diagnósticos y aproximaciones terapéuticas más efectivas. En los últimos 10 años se han publicado numerosos estudios clínicos prospectivos y retrospectivos empleando 18F-fluorodeoxiglucosa (FDG) y PET para cuantificar la inflamación de las placas ateroscleróticas. Sin embargo, existe una gran variabilidad en los protocolos de imagen que limita la comparativa de resultados en registros multicéntricos. Por ello, el Comité Cardiovascular de la Asociación Europea de Medicina Nuclear (EANM) ha publicado una guía básica de recomendaciones en la que propone protocolos optimizados para la realización e interpretación de las PET en aterosclerosis.

Las enfermedades cardiovasculares suponen en Europa 5 millones de muertes al año. Uno de cada tres adultos de los países occidentales muere de una patología coronaria y el 25 % de un infarto. A pesar del avance que han supuesto el tratamiento con estatinas y las terapias anticoagulantes, las medidas preventivas fracasan con frecuencia y el problema cardiovascular se acaba manifestando como un síndrome agudo coronario, un infarto o como una progresión silenciosa que desemboca en muerte súbita.

La aterosclerosis, como enfermedad progresiva, es la principal responsable de estos eventos cuando se produce la ruptura de placas y sus fragmentos son capaces de alojarse en la circulación y provocar un evento vascular agudo. No existen marcadores ni técnicas de imagen específicas que puedan predecir el riesgo de ruptura de las placas, sin embargo, la detección de inflamación arterial puede dar una pista en la identificación de los pacientes en riesgo.

En los últimos años se ha utilizado imagen mediante FDG PET para cuantificar la intensidad de la inflamación en las placas ateroscleróticas. Se ha comprobado que las placas de los pacientes de peor pronóstico tienden a absorber más FDG. Sin embargo, hay una gran variabilidad en los protocolos empleados y esto supone una gran limitación para comparar los resultados de los registros. 

Esta guía que presenta la EANM busca una armonización de los protocolos para optimizar el uso de esta prueba de imagen en la aterosclerosis y permitir metaanálisis y ensayos multicéntricos concluyentes.

Para establecer estas recomendaciones se han considerado parámetros técnicos tales como el modo de empleo del FDG (dosis, tiempo de circulación, interferencia con niveles de glucosa), la reconstrucción de imágenes de la PET o la cuantificación de la absorción de radiomarcador por las placas ateroscleróticas. También se discute la relevancia clínica en cuanto al valor pronóstico de la captación del FDG y cómo se ve afectada esta por los tratamientos farmacológicos.

Finalmente, se definen algunas perspectivas esperables para la imagen de las placas ateroscleróticas con sistemas PET/MRI y nuevos marcadores para PET.

Redactado por Kalispera medical writing

Referencias: